Europa es una caja de sorpresas para los viajeros que se embarcan en conocerla, cada rincón guarda un tesoro por descubrir, uno de estos lugares dignos de ser visitados es la isla de Creta.

Creta ubicada en Grecia, es la isla más grande de este país y la quinta de tamaño del mar mediterráneo. Está dividida en cuatro regiones: Chania, Rethymno, Heraklion y Lassithi.

Hasta el siglo XX era conocida como Candia, derivada del latín que significaba “Blanco” y es que justamente este color predomina en sus calles y casitas que lucen con orgullo este color. 

La historia de Creta se remonta al 2700 - 1420 A.C con la civilización minoica, uno de los pueblos más antiguos que se tiene registro en Europa. 

Creta es una Isla para disfrutar al máximo, entre sus principales atractivos están sus playas, entre las que destaca: Playa de Balos y Playa de Elafonisi. También puedes disfrutar del Parque Nacional de la Garganta de Samaria.

Anímate y conoce esta isla que lo tiene todo para ti.

Imagen de jarekgrafik en Pixabay