Una carrera contrarreloj comenzó el pasado 01 de abril para el turismo en Europa, luego de un primer trimestre lamentable en nivel de vacunación, que ha dejado a Europa a la cola de los países desarrollados. 

Europa no ha mostrado su mejor cara en materia de vacunación, lo que ha hecho que el sector turístico uno de los más castigados por la pandemia, pasará del optimismo que se tenía a inicio de año a la preocupación de ver cómo pasaban los días y la vacunación era cada vez más lenta. Incluso desde la OMT se han referido a la situación como “inaceptablemente lenta”. 

Mientras en Estados Unidos ya se supera el 16% de la población total vacunada, en Europa solo se alcanza el 5.7%. Incluso la meta de tener el 100% de personas mayores de 80 años antes de abril, no se alcanzó. 

Según se tiene previsto el segundo trimestre del año, todos los países de Europa recibirán el triple de vacunas que hasta ahora, lo que supondrá un aumento considerable y  alcanzar la inmunidad de rebaño (70% de la población) para Julio, lo que supondría la mejor carta para reactivar el sector turístico.   

El verano ya está a menos de 90 días y en juego se encuentran millones de puestos de trabajo y la supervivencia de una gran parte de pequeñas y grandes empresas que no superaran un nuevo verano sin turistas. 

Imagen de fernando zhiminaicela en Pixabay